martes, 25 de enero de 2011

Ahora



De repente las cosas cambian, los roles cambian.  

Y te das cuenta de que sos irremediablemente adulto ese día, en que toca tomar decisiones acerca de la vida de los que eran adultos mientras nosotros éramos niños...

Y ese momento coincide exactamente con el momento en que más ganas de volver a ser niños tenemos...

14 comentarios:

Marie dijo...

y para esto servía Fontana, nomás

Alelí dijo...

cuesta porque duele, no?

Amiga D dijo...

Son momentos en los que uno se da cuenta que no los vas a tener toda la vida, te entiendo y no sabes cuanto.

Catalina dijo...

Es difícil. Una se mira y dice ¿en que momento me convertí en un adulto y nadie me avisó?

laurita dijo...

Es muy duro. Te mando un abrazo fuerte.

Oξitoξi dijo...

De escapar a tener que hacerlo. Pero hay que hacerlo.

perez dijo...

Momento de quiebre en la vida, sí señora. Fuerza!

Grix dijo...

Si me niego me niego y me encapricho toda, asi con brazos cruzados y cara de puchero incluída, tambien crezco? Uhmm.. pruebo y le cuento.
Quiérola Pecs!

Peccata Minuta... dijo...

Marie
cuando pensé el post, no pude pensar en otra imagen.

Alelí
Y mucho

AmigaD
Si, claro que sé linda.

Cata
Me miro como si estuviera fuera de mi cuerpo

Peccata Minuta... dijo...

Laurita
Linda, voy guardando todos tus abrazos para administrar según la necesidaT

Oxi
Tomar aire y hacerlo

perez
y seguir

Grix
Simplemente sucede.

la señora bibiloni dijo...

Llorá. Puteá. Pegale trompadas a los almohadones. Juntate mucho con amigos. Hacete masajes. Hacé mimos. Dejate hacer mimos. Pedí ayuda.
Es una mierda, pero hay que pasarla. Beso

La cámara lúcida dijo...

abrazo fuerte!

Vane Vane dijo...

y en ese momento te das cuenta de que ademas, sos fuerte.

Peccata Minuta... dijo...

Gracias!!!

Tal cual Vane... además eso.