martes, 19 de enero de 2010

pero mucho mucho...


Veo los tatuajes removibles que Karl Lagerfeld diseñó para el último desfile de Chanel, vuelvo a pensar que es un genio (si que me importa que sea jodidisimo, si no voy a vivir con él) guardo una pila de imágenes (eso lo hago todo el tiempo con todo lo que me gusta) y mientras voy pensando que una cadenita de esas adornaría hermosamente mi tobillo, voy a contarle (casi como buscando una cómplice) a una chica que trabaja conmigo.

Ella dice...
- En serio hizo eso, que bueno, a ver...
- Buenísimos... (o creo que dijo copado)

- Si igual, es muy loco como para hacerte uno...
- no?


Yo...

- Mmmm
- ...
- Te parece?
- ...
- A mi me gustan mucho...

- ...

- Pero mucho mucho.

6 comentarios:

Pg dijo...

quedarse con la cadenita esa de por vida te la encargo

Dos dijo...

donde se consiguen ? son lo maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas

Alelí dijo...

que decirte...si es un juego está bien...tatuarte una marca de lo que sea...mmmmmmmmmm....soy bastante crítica y no tenemos tanta confianza.

Lo importante a tener en cuenta que es tu tobillo y partiendo de esa base, si a vos te va...lo demas no tenemos nada que opinar.

besos

Marie dijo...

permanente o temporario decís?
permanente, cambiaría las C entrelazadas por tus iniciales o algo así

nosestamoshablando dijo...

Por un verano, me gustaría.
Para siempre, ya no.
Beso
Lady Baires

DeVezEnCuando... dijo...

Nunca me arrepentí del mio...pero creo que ya está bien.
Ahora, si consigo los temporarios, la llamo a Dos y nos encadenamos todas!
Además entre la enredadera y la cadena encuentro un paralelismo que prefiero no ponerme a analizar.