miércoles, 16 de febrero de 2011

Trabajando

En mi rubro siempre estamos con las fechas a contramano, así que lejos de vacaciones, estos meses estoy dedicada exclusivamente al invierno que viene. 


Y una coincidencia está haciendo estragos en mi vida laboral. Que dos de mis clientes elijan presentar sus colecciones en la misma semana es un problema, pero que desconozcan que existe el otro cliente es un problema muy grande... 

Esas cosas de la vanidad, como un culebrón, tengo dos amantes, uno me da seguridad, nombre y dinero, pero me tiene cansada. El otro alegría, reconocimiento y diversión. Pero no puedo elegir ... Cuenta como infidelidad?

Ahora voy a seguir en mi cuenta regresiva y a esconderme de los flashes que me dejen en evidencia, después ampliaremos...

4 comentarios:

Alelí dijo...

bueno estás perdonada, sòlo si después hacés una feria y nos vendés alguna prendita!
ja!

besos

Anónimo dijo...

infidelidad sin dudas
como salir del telo de incógnito, pero con riesgo de publicación.

Peccata Minuta... dijo...

Alelí
Shhh... esas cosas las hablamos en privado!

Anónimo
Mucho riesgo hubo, pero hasta ahora ninguno pataleó... Habré zafado?

Mr. Verbal Kint dijo...

Y está muy bien.
lo único; no lo comente demasiado.