domingo, 22 de agosto de 2010

Fiebre de sábado a la noche

Decido no salir, pienso en dormir temprano para trabajar mañana en esto tan nuevo y tan mío. Sacarle horas a mi descanso no me molesta ante algo que me hace tan feliz.



Me siento en mi pc, recibo unos poemas de alguien que tuvo la diferencia de dejarme leer lo que escribe.  Hay fiesta en el maldito pseudo salón de lado. Mi habitación retumba, la música me indica que no sólo no voy a poder leer hoy, sino que seguramente tampoco voy a poder dormir. 
Me preparo un trago, ya tomé temprano, pero este lo sirvo con la clara intención de emborracharme un poco, como si así pudiera dormir. Comienzo a contestar el mail que me enviaron con los poemas, me disculpo por no poder leer y empiezo a esbozar unas ideas que terminan en este post. El alcohol no hace efecto, lo llamado cultura alcohólica a veces no está tan bueno, quisiera, pisar un corcho y caer rendida.  Empiezo a pensar en tomar pastillas, todo producto de la desesperación y el cansancio agotador porque soy cero fármacos. Mejor sigo escribiendo. Ni siquiera tienen mucha música, en este rato noto temas repetidos, será que las peores fiestas son las de acá al lado? Saco cuentas de lo que puede durar una fiesta. Cacho Castaña, es necesario? No, por favor, Karaoke no, es demasiado para mi...

15 comentarios:

Dos dijo...

jodeme que vivis AL LADO de un salon de fiestas?

Ilmapache dijo...

vivir al lado de un salon de fiesta es una de las cosas mas eas q le pueda ocurrir a un humano, y mas si hacen karaoke y ponen a Cacho Castaña.
morena, un beso.

Madame Lulu dijo...

maldito salón.
mmmm, quién será el poeta?

Ilmapache dijo...

mmm, esto de los poemas viene de hace un rato,.... mmmmmmm, llamemos a Facundo Pastor y que nos devele las sospechias....sìi

Vane Vane dijo...

horror salon de fiestas

Poli dijo...

Nos quedamos todos con la intriga de los poemas... siempre Pecs generando misterio! Pegadita a un Salón, horror... Cacho noooo,karaoke menos,pastillas ni se te ocurra...dormir dentro del placard da? Debajo de la alformbra? Mmmm, pensemos!

Alelí dijo...

horror! pecc! horror! mala gente, no pueden hacer karaoke con Cacho Castaña...nooooooooooooooooooo!

Coincido con lo de la cultura A. se complica para ésta y otras oportunidades!

beso beso

sritam dijo...

¿Y no daba ninguna para cantarla?

La cámara lúcida dijo...

al aldo de un salon de fiestas????

mínimo pasale la lista de temas..o sino juicio!!!!!!

Adriano dijo...

supongo que habrá agotado las vías legales.. No, yo no podría Pecs, acá de día pajaritos y a la noche algún perro y por ahí algún cuarteto lejaaaaano, si no fuera así ya tendría cirrosis avanzada. Y qué bebió? los puemas estaban buenos?

DeVezEnCuando... dijo...

Dos
Ni siquiera es un salón. Club de leones, si fuera salón al menos tendría acústica o no?

Lema
Una vez escuche Karaoke de Pimpinela, nunca más algo semejante.

Madame
Ud siempre en el detalle... vio que yo tengo tanto admirador!

Lema de nuevo
Este poeta es nuevo.

DeVezEnCuando... dijo...

Vane
Horror Cacho Castaña y compañía

Poli
Finalmente dormí, el alcohol o el cansancio, no sé

Alelí
La cultura alcohólica también salva de varios papelones...

DeVezEnCuando... dijo...

sritam
son raras las fiestas desde afuera.

Pau
No nos llevamos muy bien con los administradores del lugar, pero ese es tema para otro día

Adriano
que voy a leer, no sabe lo que era esa música!!!

Mr. Verbal Kint dijo...

Je yo también tengo una edificio en frente cada tanto hacen fiestas de ese estilo. La música es de lo más bizarra, y el karaoke, bue, sólo a gente con una enorme tendencia a la autodestrucción y suicidio y con grandes dificultades para socializar como a un japonés se le puede ocurrir semejante cosa.

Saludos

PD: convengamos que de afuera es un horror, pero cuando suena La Reina de la Bailanta o El Matador en pleno climax de fiesta de casorio, es mágico.

DeVezEnCuando... dijo...

Mr Verbal
Adhiero, el Karaoke es de los peores inventos que hay.
No recuerdo haber bailado a Don Castaña, y ahora que lo pienso nunca salí con un hombre que baile, ni siquiera en las fiestas.